jueves, 24 de septiembre de 2015

Lo que dió de si el verano del 2015.

Tras pasar todo el mes de agosto con la radioterapia,  y tras el perceptivo dictamen médico, parece que ya me encuentro en disposición de volver a entrenar.
Nos vamos de vacaciones al pueblo de León y hay dos rutas que me planteo hacer:
La primera, una ruta circular por el Mampodre.
La segunda, una ruta BTT de 116 km y casi 3000 m. de D+

INTEGRAL DEL MAMPODRE.
Para organizar la ruta sigo el track de Javier González en Wikiloc. Gracias al track y a sus buenas indicaciones conseguimos hacerla sin problemas.
Empezamos a las nueve de la mañana, fresquito pero con buen tiempo. Salimos de Maraña y de pronto ya empiezan a impresionarnos las montañas del macizo del Mampodre.

Tras pocos quilómetros de ascensión suave, la cosa se complica y la verticalidad aumenta. Además empieza a llover y en muchos tramos la niebla nos impide ver el paisaje en su completa plenitud. Bien es verdad que la niebla también tiene su encanto, pero para una vez que venimos nos gustaría que hubiera salido un día más claro
Tras una ardua ascensión conseguimos coronar el Mampodre y pensábamos que lo peor ya estaba hecho. Craso error. 
El cresterío que quedaba y la bajada a los pastos cercanos al pueblo nos cuestan una barbaridad poprque la lluvia ha hecho que las piedras nos muestren su cara más insegura. Bajamos poco a poco y la parte final del cresterío que aparece en el track, decidimos no hacerlo y enfilamos cara al pueblo bajando por una pedrera larga, empinada y dificil que revienta a Anna.
Llegamos al pueblo sobre las 4:30 con bastante hambre y pensamos que ya no nos darían de comer pero preguntamos en el bar y nos dicen que sí. Nos sentamos y comemos como si n lo hubieramos hecho des de hace tres días.
Una ruta preciosa, algo técnica por la lluvia, pero nos lo pasamos genial. Gracias por el track Javi.

116 KM EN BTT POR LA CEPEDA Y EL OMAÑA. 
La otra ruta es un proyecto que tenía pensado y estructurado hace dos años, pero por una cosa u otra no había podido llevarlo a cabo. Este verano, como no podía hacer ninguna ultra trail por la cuestión de la recuperación, pensé que era el momento idoneo para llevarla a cabo y así fué. 
Salgo de buena mañana con el frontal para enlazar por caminos de la ribera con la pista que sube a Escuredo. 
A la altura de las Médulas de Villaviciosa (no tan importantes ni impresionantes como las de Ponferrada pero sí interesantes) me desvió para pasar por el medio de ellas y a través de la pista que sigue el cresterío llego al Pozo Fierro, primera tachuela del camino con sus 1524 m de altitud. Han sido dos horas de continuo ascenso hasta hollar la primera cumbre. Como en el Mampodre, a partir de la primera hora me acompañará la niebla durante las cinco siguientes. El paisaje nos presenta muchas imágenes bonitas
 y otras que por sabidas no dejan de ser trágicas.
La bajada hasta la carretera que une el valle de Samario con Tremor la hago por una pista en buenas condiciones que me permite ir muy alegremente y se me acaba en un periquete.

De nuevo toca subir, esta vez para alcanzar el techo de la ruta: el Suspirón, que con sus más de 1800 m. es el baluarte de toda la zona. (Yo sólo subo a 1786 m.) Hasta subir paso por una zona plantada con ventiladores. Resulta acongojante pasr al lado de ellos con la niebla y el ruido que hacen las aspas por encima de tu cabeza.
Cuando la niebla lo permite, aparecen unos valles preciosos. Cómo me gustan los paisajes de mi zona. Debe ser algo genético.
Y como ya he subido al Suspirón pues toca bajar hasta el valle gordo para enlazar con el siguiente collado que nos dejará en el valle del Omaña. la pista hasta el valle gordo es demencial. No permite acelerar y tengo que hacerla con mucho cuidado para no caer de la bici. El último pueblo del valle es Fasgar y de junio a octubre hay un restaurante que da menús de 14 € y es una pasada por el lugar, la comida y la atención. Si podeis ir no os lo perdais porque es un lujo. Se llama la Fasgarecha.
Cruzo el pueblo de Fasgar y por la derecha salgo a la siguiente pista, que el año pasado me habían dicho que estaba bien y, bueno, cuando llegas a los últimos pastizales y la cabaña has de ir con cuidado para no perderla porque los piornos se están haciendo con ella.
Las vistas que voy dejando atras son magníficas y paro a contemplarlas y para poder descansar porque ya voy fundido, pero me quedan muchos km y no pienso cejar en el empeño a no ser que sea fuerza mayor.
Subo al puto collado  de Vicicuende (1600 m.) y la bajada hasta el pueblo de Montrondo es una delicia que me permite recuperarme. Paso por otro de esos lugares que son poco conocidos pero que albergan un enorme potencial paisajístico: hablo de los abedulares de Montrondo, que parece ser aún conservan urogallos.
Paso por Montrondo y Murias para enlazar con la otra vertiente del valle y seguir una ruta que ya he hecho en bici y corriendo. me pesan las piernas y a la mínima subida no puedo ni con el alma. Pero me queda tan poco y la acabo así me maten. Son unos 40 km de sube-baja que no me ayudan mucho, aunque el entorno es acogedor.
Consigo llegar a casa despues de 13 horas de bici. He padecido como hacía mucho que no lo notaba pero me ha gustado y he cumplido con uno de mis sueños: enlazar mi pueblo con fasgar y Montrondo


TRAIL DE FERRADILLO.
Primera carrera oficial despues de seis meses. Se celebra en un pueblo abandonado del Bierzo, su nombre: Ferradillo. Según la organización hemos de ir a San Esteban de Valdueza, seguir la carretera a Villanueva i continuar 11 km por una carretera muy bacheada, pero mucho hasta llegar al campo de las danzas, donde nos espera un 4x4 para hacer los últimos 5 km.
Aunque el pueblo esté abandonado celebran sus fiestas patronales. Es un espectáculo ver la cantidad de gente que hay acampando en tiendas  y demás. 
Son 14 km y no mucho desnivel, así que para seguir probándome me viene muy bien. Dan la salida y empiezo bastante fuerte que no es mucho decir 
pero voy bastante bien y rodeado de robles, castaños y piornos. 
Una ruta muy chula que acabo en 1 h. 45’ y quedo el 79 de la general sobre unos 150. Perfecto.

Cuando volvían a bajarnos felicité al organizador y le puse como única pega la falta de hidratación en forma de cerveza al acabar la carrera. me dijo que se lo apuntaba.


EL FAEDO DE CIÑERA.
Ciñera es un pueblo minero de León, muy combativo en las luchas del carbón. También tiene un pequeño hayedo que hace tiempo gano el premio al mejor bosque de España. merece la pena visitarlo porque es pequeño pero está cuidado con un mimo exquisito.
Para acabar el verano en León propongo esta ruta para toda la familia porque no son más de 10 km sin casi desnivel y por buenas sendas y pistas de tierra.
Salimos del pueblo por una pista bien señalada que, después de 3 km nos deja a las puertas de este magnífico rincón, que en otoño tiene que estar a rebosar de color y seguro que de gente.
El bosque está lleno de carteles que te explican el tipo de árboles y te hacen sabedor de las leyendas del hayedo. 
.  
Continuamos un poco más adentro y llegamos a la garganta de las hoces del Villar con pasos de pasarelas. Con más agua tiene que ser una gozada. Así tampoco nos deja indiferentes. 

Llegamos al final del recorrido y no nos queda otra que retroceder para llegar al pueblo y tomarnos una merecida cervecita  



LOS TRES REFUGIOS (BIADÓS, ORÚS, ESTÓS)
Ya entrados en septiembre y como regalo de aniversario le ofrezco a la hija mayor la posibilidad de ser su guia y monitor para conducirla por esta espectacular ruta circular al Posets. Ella no se niega y el segundo fin de semana partimos hacia Huesca al refugio de Biadós donde empezaremos y acabaremos la ruta.
Llueve bastante y aunque las webs del tiempo hablaban de buen tiempo para el sábado y domingo no la tenemos todas con nosotros. Llegamos a Viados recorriendo una pista buena pero infame para nuestro coche tan bajo. Duramos una hora para 11 km. Pero llegamos casi a hora de cenar y sigue lloviendo. A media cena despeja y se ven las montañas y tienen nieve. A lo peor no podemos pasar del primer collado.Ya veremos por la mañana.

Amanece muy bueno así que a las 8 estamos en marcha hacia el collado de Eriste casi a 2900 m. y nevado pero poco y con nieve blanda. No hay peligro. 

El Posets cargado de nieve y la senda que lleva a él desde Orús una romería. Bajamos hacia el refugio de Angel Orús pero en el puente casi roto seguimos por la senda que nos acerca 
 al collado de la Plana donde paramos a comer contemplando los ibones. 
Bien comidos seguimos la bajada hasta el ibón de Batisielles y desde allí hasta el refugio de estós donde ya han empezado a cenar los franceses anguniosos. Así que sin adecentarnos nos sentamos y cenamos, nos aseamos y a dormir. la mañana del domingo es mejor que la del sábado y nos anima a subir la única cuesta que tenemos hoy: el collado de Chistau.

Ya coronando y bajando por la otra vertiente nos adelantan dos de los cuatro integrantes del GR11 en 11 que hacen el GR11 en 11 días. Que máquinas.
Nosotros seguimos a nuestra marcha, que tampoco es lenta y a las 11 h. 30' llegamos a Biadós, cogemos el coche, padecemos la bajada de la pista y llegamos a Ainsa donde paramos a comer.
Agradecer a losK2delasKumbres el track y el relato de la ruta ya que nos permitió enterarnos de muchas cosas a lo largo de la ruta. para repetirla.
Que el verano del 16 sea, por lo menos, igual que este.

1 comentario:

  1. Muy interesante, tomo nota para mis próximas salidas. Feliz curso.

    ResponderEliminar