lunes, 27 de febrero de 2012

XIV Maratón de Espadà.

 
Domingo 26 de febrero Es el día del maratón de Espadán. Hace dos años lo corrimos por última vez y ya teníamos ganas de volver a sufrir por las terribles cuestas de subida al Espadan, pico señero de la sierra de Espadán. No hace falta madrugar mucho ya que la salida de la carrera es a las 9 de la mañana. de todas formas llegamos con tiempo suficiente para aparcar , recoger la bolsa y el dorsal y a esperar la salida. Para esta carrera tenía dos propósitos en mente: el primero bajar de 5 horas y el segundo intentar ganarla en mi categoría. Así que, bastante nervioso, empiezo a correr fuerte desde la salida y no voy nada bien. Me oigo resoplar y no me da buena espina. He entrenado a fondo para conseguir los dos objetivos pero la última semana he tenido problemas de lumbalgia y no me encuentro al 100%. Pero no entiendo porqué la respiración me va tan mal. Y sigue así hasta el km 6 donde observo que se estabiliza y empiezo a tener buenas sensaciones. Pienso que podré con las metas autoimpuestas. No puedo decir que el ritmo de carrera sea frenético, porque no es verdad, pero mantengo un ritmo bastante constante que se corta en la subida al castillo de Almonacid. Un muro para quitar la respiración. Así que sin respiración no se puede hacer más que subir al tran-tran. Lo que queda hasta la subida de Espadán es duro pero también hay descensos que ayudan a relajar los músculos de las piernas. Hago la subida al pico con bastante buen ritmo. Ya en la bajada una chica, que estaba contando a los corredores cuando pasábamos a su lado, dice que voy el número 100 y eso me reafirma en la idea de bajar de 5 horas y de subir al podio. La primera bajada del pico es muy técnica y se ven algunas culadas impresionantes pero sin excesiva importancia. Al menos no se quejan los sufridos corredores. Este año han cambiado la bajada y la realizamos por una senda mucho mejor que la pista interminable de otros años. Esta senda es más atractiva y técnica. Ello implica que , posiblemente, tarde más tiempo pero me da igual así es más bonito y al tiempo que le den. Llego al inicio del barranco de Almanzor, una de las muchas joyas de esta preciosa sierra, con leyendas como la de la Castañera
La Castañera

y hago todo el descenso sin ver un corredor ni por delante ni por detrás. Una vez salimos a la pista empiezan a aparecer y algunos me adelantan y a otros los adelanto yo que sigo con mi ritmo, ahora un poco más cansino por el intento de controlar las contracturas en los gemelos y loa abductores que empiezan a cargarse. Llego a Almedijar y continuo hasta Castellnovo por los últimos km del maratón y, también, los más feos y ,por ser los últimos, los más difíciles. 1 km antes de llegar a Castellnovo me adelanta un corredor en una bajada sin complicación técnica, pero debió tropezar y se cayó produciéndose bastante daño pero que no le impidió seguir corriendo. Paso el pueblo con el último avituallamiento y veo que por el tiempo que llevo es fácil que baje de las 5 horas y que suba al cajón. Pasan los km y en el rótulo que nos indican el km 40 me pasan dos corredores que son de mi categoría y no los puedo seguir. Y me maldigo por mi mala suerte aunque pienso que aún mantendré la 3ª posición. Hago los dos últimos km abatido por en medio del maldito cañaveral y sin aliciente y con ganas de que todo acabe. Llego a meta con un tiempo de 4 h. 51' 33''.
Hace 2 años con este tiempo hubiera entrado el primero a una distancia considerable del segundo pero este año el primero ha entrado con un tiempo de 4 h. 26' lo cual es inalcanzable para mi. Pero lo que más me duele es que el 2º y el 3º no me han sacado más de 1' después de 5 horas de carrera.
 
En fin, así es la vida, y como soy funcionario debe ser que no estoy en una buena etapa para ganar en nada. Fuera de bromas tengo que decir que a pesar de la dureza de la prueba he disfrutado enormemente del recorrido y de la organización. El nuevo recorrido es mucho mejor que el de las anteriores ediciones. La salida, quizás, era mejor donde el polideportivo cubierto, con su piscina para nadar después de la carrera o el campo de atletismo pero si no puede ser no pasa nada. Todo ha estado muy bien. Al menos he conseguido uno de los objetivos: he bajado 8' de las 5 horas y creo que es la mejor carrera de montaña que he hecho en mi vida. Bueno, la próxima será en Moixent pero a esa no iré con tanta tensión y sobre todo con la idea de gozar del paisaje. Es una prueba nueva y por esa zona no hemos corrido nunca así que las sensaciones serán todas nuevas.
La maratón en el Wikiloc.


martes, 14 de febrero de 2012

Entrenamiento por "Llaurant la llum"

Apurando al máximo para el maratón de Espadà, he salido a correr 20 km por la urbanización "la Coma" y por el centro de tratamiento de adicciones "Llaurant la llum". Se nota que el frio siberiano nos va abandonando y, aunque hace frio, se corre de forma más agradable.
La tarde, como casi todas, deja imágenes bien bonitas
que favorecen la huida hacia adelante y facilitan olvidar la amarga vida que nos obligan a soportar esta clase de políticos infames que no se preocupan de la clase trabajadora. Pero que encabronado que estoy.
Ruta.

Ruta de l'Algudor

Llamo así a esta ruta porque pasa por el mas de l'Algudor en el término de Silla. Se trata de una ruta de unos 18 km. Pasa por uno de los manantiales o ullals de Sollana que, ahora no recuerdo cómo se llama  (pero que gracias a la información de un lector puedo decir que se le conoce por el nombre de  Ullal del Romani o Ullal del Rejolar) y que en tiempos pasados podíamos ver gambeta negra en sus aguas.

Los 7 primeros km son por el llano de la marjal en el parque natural de la Albufera y pasa al lado de algún humedal que se ha recuperado no hace mucho.
A partir del km 7 el camino cambia y aparecen suaves desniveles, que es lo que busco en este circuito, que me llevan a las puertas del mas de l'Algudor pasando por un paseo de cipreses muy al estilo romántico
El mas está bastante en pie pero ha perdido mucho del esplendor de antaño. Desde el más cojo la acequia real del Jucar Hasta la altura de la carcel de Picassent.
Ya empieza a oscurecer y el cielo presenta una gran variedad de tonalidades que hacen que los km que llevo en las piernas no se noten tanto
Paso las vias del Ave y de la Renfe por unos pequeños túneles y sólo me quedan 3 km para llegar a casa. Me detengo a contemplar el atardecer y a hacer la última foto de la tarde. Los 2 últimos km son por el carril bici y con las farolas encendidas
Ruta.

domingo, 12 de febrero de 2012

Atardecer en la zona de entrenamientos.

Esta mañana, con -1º,  he estado corriendo por las montañas del fondo con Alfredo Hemos hecho una ruta de 12 km entretenida y fresquita. Y para acabar el día me he acercado a un buen mirador para ver la puesta de sol. Este es el resultado final.


domingo, 5 de febrero de 2012

Sierra Nevada.

Este fin de semana toca un poco de alpinismo con mis buenos amigos Julio y Julia pertenecientes al mismo club de montaña que yo: el afamado club de montaña Peña Himalaya de Canals.
Julio, que es un avezado montañero con más de 30 años de experiencia, nos ha preparado una ruta preciosa en Sierra nevada que consiste en . saliendo del refugio Postigo alto llegar hasta el picón de Jerez, un pico de 3080 m, subiendo por el barranco del Alhorí y haciendo, al final, el corredor del Alhorí, un corredor casi vertical y que es la parte más interesante de toda la ruta.
Salimos de Canals a las 4 de la tarde y a las 6 avisamos al refugio de nuestra llegada aproximada para las 21:30 horas. Nos dicen que no hay problema y seguimos nuestra ruta tranquilamente, observando como la temperatura va bajando a medida que nos acercamos al destino. En Guadix ya rondan los 4 grados bajo cero. Pasamos el último pueblo: Jerez del Marquesado y tomamos la primera pista a la izquierda. Antes hemos llamado al refugio para preguntar cómo esta la pista: nos contesta Pedro, el guarda del refugio, diciendo que hasta el cortafuegos se sube bien con cadenas y que después nosotros mismos tomemos la decisión a medida que veamos el terreno. Iniciamos la ascensión por la pista sin poner las cadenas, pensando que la nieve estaba más arriba y a los 100 m. el coche que se para porque empieza a patinar. Paramos, sacamos las cadenas y nos disponemos a montarlas cuando vemos que el coche empieza a resbalar hacia abajo. Julio que corre y se sube a el y pone el freno de mano pero no sirve para nada: el coche que se nos va, yo detrás del coche intentando detenerlo con mi escasa fuerza y con una cadena en la mano. Pienso en la noche que nos espera, con el coche en la cuneta o en el barranco y decido tirar la cadena debajo de la rueda trasera de la parte del conductor y el coche sigue bajando suavemente pero sin parar hasta que milagrosamente la cadena pisada por la rueda consigue hacer huella en el hielo y el coche se detiene. Inmediatamente Julia y yo buscamos piedras para poner a las ruedas. Julia tira una de por lo menos 10 kg. y con ella podemos estar seguros de que el coche no se irá. Hemos superado la primera prueba de alpinismo de la ruta: prácticas de autodetención del coche. Ponemos las cadenas y seguimos la ascensión. llegamos al punto que nos ha dicho Pedro y vemos que la pista sigue más o menos igual y nos aventuramos a intentar llegar al refugio. Faltan unos 3 km que si los hacemos andando nos puede suponer una hora caminando con todo el material. Va todo fenomenal, vemos el refugio a 500 m. y el coche que dice: basta porque una cadena se ha aflojado y no cumple su función.. Se para, empieza a patinar de nuevo. Bajamos,  recolocamos la cadena, intentamos poner ramas debajo de las ruedas pero el avance es escaso y después de media hora de pelear con la cadena, el hielo y demás percances decidimos retroceder 100 m. hasta un lugar donde dejamos el coche para hacer posteriormente los últimos 500 m andando. Todo esto a 10 grados bajo cero y yo con el pantalón del chándal, las zapatillas de correr, una camiseta, una sudadera y un quitavientos: genial. Llegamos al refugio con muchas ganas de entrar en calor.
Nos seleccionan una habitación y a los 15' estamos cenando. A las 10 h. 45' en la cama y a dormir.
6 de la mañana. Me despierta Julia y nos vestimos con toda la ropa técnica: prendas térmicas, más capas botas, bastones, gorros, frontales, casco, arnés, crampones...
Desayunamos y a las 6 h. 45' empieza la ascensión. En el desayuno Pedro, el guarda, nos ha dicho que el corredor puede que no esté en buenas condiciones porque ha habido mucho desprendimiento de nieve. Asi que con esa recomendación salimos un poco alertados y al cabo de una hora y viendo que la nieve está muy rara: a pesar de la helada no está dura porque ha caído hace poco y el fuerte viento la mueve. Con todo ello decidimos no aventurarnos a subir por el barranco y nos contentamos con un paseo en dirección al cero Pelado: pico con 3182 m. Sobre las 9 de la mañana vemos que la cosa no se presenta de cara: hace un frio que pela 
Con una ventolera que a veces asusta
video
A pesar de todo seguimos subiendo pero a las 11 de la mañana, después de 4 horas de ascensión y viendo que ya deberíamos haber llegado al cerro y aún nos falta bastante decidimos bajar al refugio y dejar la ruta para otra ocasión. la bajada, también se hace pesada porque la nieve está muy blanda. En ningún momento hemos necesitado poner los crampones.
Llegamos al refugio, donde observamos el paisaje con pena por no poder haber hecho la ruta organizada. Pero sabemos muy bien que a la montaña no hay que tenerla en contra y hoy, parece ser que no teníamos el dia o el fin de semana si contamos la aventura del coche de ayer. Nos despedimos del personal del refugio y a coger el coche para volver a Valencia.
 Ruta.
 Ruta que no tiene mucho sentido pero que es la que el tiempo y las circunstancias nos dejaron hacer.