martes, 9 de mayo de 2017

ADV Trail 17. Anulada.

Sábado, 6 de mayo de 2017. Los de la penya Himalaia tenemos una cita ineludible con la ADV Trail. Hemos alquilado una casa rural entre unos cuantos corredores, entre ellos David Prades Monfort.
Con Xari Adrián y David Prades.
Estamos pensando que cuando se duerma le sacaremos la sangre y nos hacemos una transfusión. Así, seguro, ganamos media hora por lo menos.
Compartimos una buena cena, David dentro de los cánones de una buena dieta y nosotros también, pero acompañada de abundante cerveza.
A las siete para arriba y a la línea de salida.
A la puerta de la casa rural.
Antes de llegar nos entra un correo en el que anuncian que se suspende la carrera por alerta 3. Gran putada de la última reforma legal. Reforma que no sirve para nada ya que sólo prohibe organizar la carrera, no que los que quieran (cazadores, pirómanos, senderistas, corredores...) salgan por libre.
Como nadie nos impide salir por nuestra cuenta, todos los allí reunidos, decidimos salir a hacer lo que nos parezca: unos 20 km, otros más y otros menos. Todos salimos. Entonces ¿para que sirve la prohibición? Mi humilde opinión es que es un sinsentido, que dificulta, más si cabe, el progreso de esos bellos pueblos de la sierra de Espadán y hunde en la miseria a los organizadores de la carrera. Una carrera sin ánimo de lucro y que es la que más mira por la seguridad del corredor de todas las carreras en las que he participado.
A las 8, los Himalayos, decidimos hacer un entrene largo y, además, vamos a ayudar a limpiar las sendas de cintas de marcaje. Iremos detrás de los escobas recogiendo las que se les puedan pasar a estos. Hacen un buen trabajo y no recogemos más de 10 en los 30 y pico km que vamos a correr.
Esta es mi tercera participación en este, ya mítico, trail de 43,5 km y 2950 m. de desnivel positivo y será en el que mejor me lo pase porque no existe la presión de la competición. Es fácil que hubiera subido al podio de Master pero no lo cambio por lo que hemos disfrutado los tres himalayos, corriendo y visitando todo lo visitable, que es mucho, y que antes con las prisas de la carrera ni había visto.
Subimos al collado del Espadán , dejando el pico a nuestra izquierda
y la Rápita (los dos colosos de la Sierra) en 10 km y con un D+ de 1100 m.
En la Ràpita con el Espadán al fondo
El día es genial para correr y disfrutar de esta maravillosa sierra de Alcornoques.
Bajamos la Ràpita y nos detenemos en la nevera de Jinquer. No tiene nada que envidiar a las de Mariola.
Nevera de Jinquer
Dejamos atrás la nevera del Jinquer y seguimos bajando como posesos hasta llegar a la fuente de Castro que tiene un montón de chorros de agua cristalina y fresca. Como no hay avituallamientos, esta es parada obligada para rellenar bidones y comer un poco La zona está llena de coches a pesar de la alerta 3. ¡Ole y ole!
Fuente de Castro.
Recuperados parcialmente, iniciamos la subida al imponente castillo de Mauz. Hemos de salirnos del track para echarle un vistazo , pero merece la pena.
Castell de Mauz.
Desde el castillo bajamos hasta Sueras, donde nos está esperando Mari con su bien provisto avituallamiento, que incluye cervecitas frescas. Se agradecen lo que no está escrito. Muchas gracias Mari. Menuda vida que nos das.
En Sueras.
Aquí Alfredo nos deja porque tiene dolor en la rodilla mala y no quiere forzarla. Se va con Mari y nos esperarán en el pantano de Benitandús para hacer el siguiente refrigerio con algunos de los bocatas que la organización tenía preparados para la finalización de la carrera. Acabamos los alimentos y nos ponemos en marcha para subir hasta los órganos de Benitandús y bajar al pantano pasando por un estrecho túnel que nos deja en el mismo borde.
y pasamos por el puente que han montado los de Sargantana que se lo curran de lo lindo.

Y antes de darnos el festín con los majares que nos muestra Mari, decidimos pegarnos un baño en las 
aguas del pantano, que nos refresca maravillosamente y lo necesitamos porque despues de comer nos llevarán en coche hasta el inicio de la peña Pastor, último escollo antes de emprender la bajada del Espadán hasta Alcudia de Veo. Fieles a nuestro pésimo ritmo de subida, nos cuesta coronar la peña, pero lo logramos después de 41'.
Con Ximo, coronando la Peña Pastor y el Penyagolosa al fondo.


Antes de dar por finalizada la carrera, aún me queda una grata sorpresa, Ximo me indica dónde está la fuente del Toro. En las otras carreras que había participado no me percaté de su emplazamiento. Una fuente espectacular, para visitar.
Fuente del Toro.
De la fuente al pueblo son dos km muy agradables, con agua y mucha vegetación y algún que otro cerezo que nos proporciona algo de alimento. Llegamos, como siempre, bastante cansados pero muy contentos por el día que hemos disfrutado. 

Una pena que la carrera no se haya podido desarrollar pero eso nos ha permitido conocerla y disfrutarla más a fondo. 
Quiero acabar dando gracias a Alejandro, alma mater de la prueba, y a todos los voluntarios por el trabajo que han llevado a cabo a pesar de no haberse realizado la prueba. 
El año que viene, seguro que volvemos. 

viernes, 3 de marzo de 2017

II Ultra Trail Tonyito (25/26-02-17)

PRIMER DÍA.
El último fin de semana de febrero, los integrantes de la sección de carreras por montaña del club Peña Himalaya, intentamos,  por segunda vez, correr la UTT (Ultra Trail Tonyito) y lo conseguimos. La UTT es una carrera exigente de 82 km y 3200 m. de desnivel positivo que transcurre íntegramente por las montañas que sirven para nuestros entrenamientos, a saber: la sierra de L’almaguer y la sierra del Tello o del Besori. Casi todo el recorrido es por sendas. Sólo 1 km de asfalto y poco más de 5 km de pistas de tierra. En un terreno de superficie tan reducida hemos conseguido no cortar nunca el track, es decir, no pasamos nunca por el mismo lugar.
Quedamos a las 6:30 para distribuir los coches de avituallamiento, salida y llegada y empezamos a correr en los Bous de Machancoses. 
Vamos muy animados y muy despacio porque lo principal es ver si podemos aguantar dos maratones seguidos y acabarla.

El día se nos queda espléndido. Hacemos camino por el barranc de Boles y el camí d’escopalls para llegar a l’almaguer. Zona preciosa con abundancia de agua, fuentes, 
Font de la Falaguera
asentamientos ibéricos, árabes, simas de 30 m, minas de yeso, cuevas, 
(algunas con pinturas prehistóricas) y gran cantidad de afloramientos de fósiles. 
Una gozada geomorfológica, histórica y paisajística. La montaña más alta no pasa de 250 m. pero con sendas muy técnicas y bajadas

 y subidas con mucho desnivel 
2 km antes de llegar al avituallamiento, situado en el km 19, Alfredo sufre una aparatosa caida, que podía haber sido muy grave y que se queda en una dolorosa contusión en el hombro izquierdo. Todo ello porque los Himalayos sabemos caer muy bien. Hacemos las curas de rigor. Ximo casi le quiere poner unos puntos de sutura en la mano derecha pero lo dejamos en limpieza, desinfección y vendaje.
A Alfredo le duele el hombro pero llegamos hasta el coche y después de hacer el avituallamiento (ninguna carrera mejora el nuestro: cervezas, pizza, bocatas, tortilla, isotónica plátanos...) 
Alfredo se va con el coche a urgencias, donde le dicen que es una fuerte contusión y nada más pero que le impide continuar en el ultra. 
Una gran pena y consternación sentimos el resto de integrantes por el abandono del 33 % de los inscritos en esta gran carrera que llegará a ser mítica y legendaria.
Ximo y yo nos sobreponemos a la adversidad e iniciamos la marcha con tranquilidad porque nos enfrentamos a las dos cimas del recorrido: el alto de valència (conocido como la Antenas) y el Besori (o Tello) techo del UTT con 365 m. Nos pesa el avituallamiento, los km y el calor. Aprovechamos cualquier ocasión para refrescarnos, ya sea un pozo
o algún charco, 
Después de subir al collado de Portixol, no nos quedan más de 4 km y empezamos a saborear nuestra primera victoria. Cierto que hemos corrido muy suave ya que queremos estar enteros para mañana y, despues de no haberlo podido acabar los últimos años, no queremos arriesgarnos.
Para acabar, nos queda una pequeña tachuela donde se demuestra el enorme, inconmensurable caracter altruista de los componentes de esta maravillosa familia de corredores Himalayos: Ximo, viendo que yo no había puesto zapatillas de recambio en el coche del final, se ofrece gentilménte a pasarme al otro lado del riu Magre, que sufre una crecida bastante importante.
Sorteando el riu Magre

SEGUNDO DÍA.
Lo iniciamos donde acabamos. Hoy se nos une Ramón 
que viene a probarse tras una larga recuperación de medio año. Pero como lo conocemos y es un ansias, sabemos que nos va ha hacer sufrir. Él viene a hacer los primeros 20 km y luego nos deja a nuestra suerte.
Como pensábamos, sale a muerte, intentamos seguirle pero no podemos y nos reservamos. Ramón 
corre en las subidas y en las bajadas. A veces pensamos si empezar a pedradas detrás de él. 
Van pasando los km y nos encontramos muy bien. los primeros 10 nos lleva a un ritmo de 6 k/h. Una auténtica locura pensando lo que nos queda. Que ganas tenemos de llegar al avituallamiento y que se vaya. Tan agotados llegamos que no hacemos foto del avituallamiento.
Se va Ramón y nos deja sólos ante 24 km que empezamos suaves subiendo por el barranc de la Canyada Real d'Aragó, la senda de Lys, el barranc de la Cova Fumada. En la senda del gas que nos lleva al barranc de Don Félix hacemos una nueva parada para recuperarnos. Yo encuentro tal posición debajo de un algarrobo que me cuesta bastante levantarme. pero hemos quedado que sobre las 16 h. acabaremos en els Bous y estarán esperándonos. 
No podemos demorarnos mucho.
Hay zonas densamente pobladas de una belleza impactante. 
Siempre que contemplamos estos rincones nos maravillamos de que aún sigan sin quemarse.
En el barranc de la Guatleta nos ponemos en contacto con nuestros acerrimos hooligans para confirmarles que llegaremos sobre las 16:15. otro barranco bonito de esta zona.

Son 5 km, o por ahí, lo que nos queda. Sacamos fuerzas que teníamos reservadas y empezamos a aumentar el ritmo tanto en subida como en bajada. llegamos a meta no muy cansados 


y muy felices de poder acabar nuestra prueba fetiche Nos cambiamos de ropa y damos inicio al reparto de la nutrida bolsa del corredor (que corre a cargo de la encantadora azafata Mari, 
posíblemente la más incondicional de nuestras seguidoras) con una medalla, posiblemente la mejor que me han dado nunca, una verdadera obra de arte.
Bolsa del corredor muy completa.
que incluía camiseta conmemorativa del evento.
Diploma
y celebración final con brindis
Viendo el GPS la carrera nos ha quedado en 82,4 km y 3275 m D+ que se resumen en el siguiente track.
El año que viene más y mejor.

sábado, 26 de noviembre de 2016

Serra de les Agulles.

Esta mañana he decidido explorar el último rincón que me falta por mirar de la montañas de Alzira. Se trata de la serra de les Agulles. Un cresterio de 6 km con pasos bastante complicados y sendas poco definidas.
Dejo el coche al comienzo de la pista que va a la Font del Garrofer. Los primeros 5 km son para entrar en materia y afrontar el cresterio con solvencia. Aún se nota el paso del otoño en el barranco de la Casella por el cual subo unos 4 km.
 
Este barranco ya obliga a mirar donde pones los pies así que me lo tomo con calma. Me salen a una media de 6 km/hora.
 
Sobre el km 5 empieza el cresterio. El principio es de fuerte subida y con la senda bastante visible. Pero poco a poco la situación se complica.
La senda se hace más espesa y se difumina en el paisaje y empiezo a andar por las rocas de las crestas de las sucesivas montañas.
 
El día acompaña. No hace frio y tampoco llueve. 
Además la niebla le da al paisaje un cierto tono onírico que favorece y mejora la impresión que tengo de él. 
Supero el paso más complicado del recorrido con una gran tensión por lo afilado de la cresta que me obliga a ir a horcajadas unos 10 m. Pero el cresterío continua aún algún km más. Las vistas son inmejorables, cuando la niebla lo permite.
Acaba el cresterio en el enlace del GR de la ruta dels Monestirs. Desde aquí hasta el coche me quedan 2km, casi todo de bajada y por una senda en buen estado y con mucha vejetación.
Al final del recorrido la ruta queda resumida en 13,3 km con 741 m. de desnivel positivo y realizada en 3 h. 11'.